¿Por qué pierden dinero las empresas constructoras?

Una de las mejores formas de evitar convertirte en uno más de los miles de proyectos fallidos en esta industria tan competitiva, es entender las causas que hacen que las empresas pierdan tanto dinero, año tras año. A continuación te dejamos un listado con los motivos más comunes que llevan a las empresas constructoras a perder dinero con sus proyectos.

1. Falta de experiencia y conocimiento técnico

A diferencia de otras industrias, la construcción es una de las áreas donde las empresas no tienen margen para estar faltos de experiencia y habilidades. Una constructora necesita más que solo dinero y tiempo. La mejor forma de abordar este problema es intentar resolver un problema que sea lo más específico posible, y donde sus fundadores ya se sientan familiares con respecto a la experiencia que han obtenido en sus trabajos anteriores. Además es importante recordar que, como cualquier otra industria de alta exigencia técnica, no puedes confiar solamente en tus proveedores o empleados para reemplazar una falta de conocimientos. Prepárate profundamente y no te lances con tu proyecto hasta que te sientas seguro de tus propias capacidades.

¿Cuál es la especialidad de tu empresa? ¿Construcciones de gran tamaño? ¿En lugares con alta sismicidad? ¿Edificios deportivos? En la construcción es una de esas industrias donde no se pude ser bueno en todo. Una manera segura de perder dinero es comenzar proyectos sin saber realmente como llevarlos a cabo.

Por qué pierden dinero las empresas constructoras

2. Mala diferenciación

Si bien la industria de la construcción es una de las más prometedoras, especialmente en América Latina, esto también implica un panorama despiadado en cuanto al nivel de competencia. No creas que basta con ofrecer mejores precios o solo confiar en tus clientes de siempre. Si quieres mantener tu empresa por muchos años y lograr un éxito estable, necesitas poner bien en claro los factores que te hacen único e irremplazable. Debes siempre mantenerte actualizado con respecto a los constantes cambios de tecnología, enfocarte en un excelente servicio y puntualidad de entrega de proyectos, y crear buenas relaciones con tus proveedores para reducir tus costos operativos. ¿Qué te hace diferente o mejor que el resto? Todos saben mezclar cemento, ¿Qué sabe hacer tu empresa que las demás no?

3. Presupuestos indiferentes a la realidad económica y al mercado

Otro error común es que muchos proyectos no toman el cuidado de analizar cuáles son las alternativas de sus clientes con respecto a los precios que ofrecen la competencia. Esto se deriva en perder estos mismos proyectos e incluso la misma quiebra de empresas. Debes tener especial cuidado en no cobrar de más, pero tampoco cobrar de menos y traducir un trabajo de meses en una pérdida de oportunidades para tu compañía. Acá la clave es estar al tanto del mercado, y ser transparente con los contratos. Hay momentos en que los clientes están dispuestos a pagar más, pero no siempre es así, y debes ajustar tus propuestas antes que la economía las ajuste por ti.

4. Pésimos controles de calidad

Debido a los plazos acotados y entregas siempre al límite de los plazos, es que la mayoría de las empresas se toman la prevención, inspección y ensayos como trámites obligatorios y no como procesos vitales para una buena gestión. Es importante no escatimar en gastos a la hora de controlar la calidad de las obras, ya que esto también define de manera importante el nivel de nuestra empresa. Una vez que se corre el rumor que tu empresa es una mala constructora, estás en camino seguro a perder dinero por un proceso lento de ventas.

Empresas constructoras

5. Marketing mediocre

Pasa especialmente con las empresas más establecidas con su cartera de clientes; dejan de prestar atención a los ejercicios para adquirir nuevos usuarios y solo confían en los canales que ya le han mostrado resultados en el pasado. Sin embargo, es de vital importancia mantenerse actualizado con respecto a los nuevos métodos de adquisición de usuarios, especialmente en economías más inestables. No podemos confiar solo en una forma de llegar a nuevas ventas, por lo que es relevante siempre mantener la inversión en marketing y una imagen de marca profesional.

6. Capacitación inadecuada

En la industria de la construcción, los contratos de obra tienen un plazo limitado y normalmente no muy extenso, y esto crea la necesidad de ser efectivos y veloces con la mano de obra, sin embargo, cada vez que se inicia un nuevo proyecto se deben adquirir nuevos miembros, por lo que los sistemas de capacitación cumplen un rol vital para la calidad del producto final. Si bien cada vez existen más proveedores y empresas externas que están dispuestas a cooperar con esta necesidad, sobre todo en áreas específicas del proyecto y no en la obra gruesa, es importante poner preocupación en el sistema de capacitaciones y asegurarse de que siempre haya una buena capacitación para los miembros del equipo.

7. Poca preparación ante siniestros

Una de las desventajas más grandes de nuestra industria es la cantidad de amenazas internas y externas a las que estamos expuestos constantemente. Sin importar qué tan prolija sea nuestra gestión, siempre es posible encontrarse con la eventualidad de problemas que pueden terminar hasta los proyectos más estables y ambiciosos; huelgas, incendios, desastres naturales, errores en precios, mala interpretación de planos, colapsos de terreno, robos y litigios (entre muchos otros), son problemas que podrían surgir de la noche a la mañana y es por eso que es de primordial tener un plan de acción para cada caso, y especialmente nunca escatimar en gastos con aseguradoras y prevencionistas de riesgo.

La mayoría de las empresas constructoras tienen claro los motivos principales por los que pierden dinero, como errores en el manejo de materiales o problemas con los sindicatos. Pero no olvides los factores que te hemos mencionado, que pueden estar destruyendo en secreto los cimientos de tu empresa.

Donovan TurnerDonovan Turner Ejerce la arquitectura hace 10 años en empresas privadas, logrando en estas la inserción de novedosos productos en el mercado de arquitectos, constructoras e inmobiliarias. Destaca por su rigurosidad, capacidad de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, de terreno, coordinación general, supervisión, administración y dirección de obras de arquitectura.
Sponsored Links

3 Respuestas en “¿Por qué pierden dinero las empresas constructoras?”

  1. Paulo F. Dice:

    Todos los errores son errores gerenciales. Si algo falla, es por mala administración. Punto.

    • Luis Garrido Dice:

      Que comentario más cerrado y falto de contacto con la realidad. La gente comete errores, y no se pueden achacar todos a una mala gerencia. Es como decir que todo lo que está mal de un país es por el gobierno.

  2. Sabio Dice:

    Muy importante es la falta de experiencia especializada, sin ella no somos mas que jornaleros con casco blanco.