9 Consejos para realizar una demolición menor

Las demoliciones, si bien pueden ser divertidas de observar, no son tan simples como parecen. Una demolición es la destrucción controlada de una edificación de cualquier tamaño, desde una vieja cabaña, hasta un edificio de 100 pisos o un viejo casino de las Vegas. Este proceso puede ser necesario porque la estructura está dañada más allá de las posibilidades de reparación, porque el terreno que ocupa es más valioso que la misma construcción, o porque se requiere espacio para nuevas edificaciones más grandes.

En el caso de las demoliciones menores, en general casas, cabañas, graneros o edificios de no más de tres pisos, muchas personas optan por realizarla ellas mismas, en lugar de contratar una empresa especialista en demoliciones. Sin embargo, destruir una casa no es tan fácil como parece, y en muchos casos puede ser peligroso. Por lo tanto, si deseas llevar un proyecto de demolición, pon atención a los siguientes consejos:

  1. No intentes demoler una construcción por tu cuenta

Mientras que parece la alternativa más rápida y económica, te sorprenderás al descubrir que esta operación puede ser tan complicada como una cirugía. No es simplemente usar mazos contra las paredes y esperar que eso sea suficiente. Consulta a un equipo experimentado que sepa qué mantener y qué destruir, y cómo hacerlo. La situación ideal es tener un equipo que prepare tanto los interiores, como un perímetro especializado para la demolición.

Demoler una casa

  1. Haz las paces con tus vecinos

Llévales una botella de vino y se muy agradable con ellos antes de empezar la demolición. El proceso podría ser muy sucio y ruidoso; necesitarás de su comprensión y paciencia. Dependiendo del caso se puede requerir usar maquinaria semipesada, martillos percutores, rotomartillos y otros equipamientos muy ruidosos. Para la demolición de construcciones menores no es necesario usar explosivos (que suelen tener efectos nefastos sobre las ventanas de edificios circundantes).

  1. Sigue las regulaciones y obtén los permisos correspondientes

En la construcción el proceso de demolición es probablemente el más obvio; los vecinos podrán notar esto a kilómetros de distancia y llamar a la policía, bomberos o incluso inspectores para asegurarse de que no sea un accidente y esté todo bien. Debes contar con la autorización del municipio antes de comenzar los trabajos, no después. Recuerda que aunque seas dueño de la propiedad, esta se encuentra registrada en algún registro gubernamental, y tiene una carga tributaria asociada a sus características. No tienes completo control sobre ella (tal como ocurre, por ejemplo, con los vehículos motorizados).

  1. Los procedimientos sobre los asbestos son muy importantes

Pocas cosas implican un mayor riesgo para este proyecto que una violación de tratamientos de asbestos, también conocido como amianto, un grupo de minerales metamórficos fibrosos que causan daños importantes a la salud. Cuando se trata de construcciones antiguas, en muy habitual encontrar este tipo de elementos en las vigas o techumbres, ya que las regulaciones para la construcción libre de asbestos son relativamente recientes (incluso menos de diez años, según el país).

Regulación sobre los asbestos

Por lo tanto es importante hacer la preparación correspondiente. Puedes contratar agencias que se especializan en la limpieza de aire y en el análisis de los materiales de construcción empleados. También es bueno saber que los materiales que provocan este tipo de poluciones pueden ser extraídos con anterioridad. Lo importante es ser muy cuidadoso con los detalles, tanto para cumplir con las reglas de construcción como para el cuidado de la salud de tu familia y vecinos.

  1. Olvídate de las visitas

Debes tener muy claro que desde que se inicia la demolición, no puede ingresar nadie al lugar, salvo los encargados de la propia demolición. No dejes que vecinos o familiares curiosos se paseen por ahí, por muy atractiva que parezca la idea. La capa de polvo es el menor de los problemas: habrá gran cantidad de clavos expuestos, vidrios rotos, puntas metálicas y otros elementos peligrosos que pueden provocar un accidente grave fácilmente evitable. Las personas encargadas de la demolición deben usar calzado de seguridad todo el tiempo, además de gafas protectoras, guantes y ropa de trabajo gruesa.

  1. Elimina hasta los últimos cimientos

Es la mejor práctica para remodelaciones significativas. Los cimientos de una casa son la parte más difícil de eliminar, y muchas veces podemos tener la tentación de aprovecharlos en la nueva construcción. Esto es un error, puesto que no sabemos realmente su estado ni capacidad de resistencia después de muchos años. Lo mejor es dejar el suelo completamente limpio.

  1. Recicla

Te sorprenderás de la cantidad de materiales que podrás reutilizar o reciclar después de la demolición. En lugar de empezar a destruir todo en un arranque destructivo, puedes contratar una empresa especializada en trabajar con material de los escombros, cuyos servicios te ayudarán a reducir los gastos de la obra. No descartes esta posibilidad, ya que muchas veces hay materiales en perfecto estado de conservación, como vigas de maderas nobles, puertas de hierro, entramados metálicos, entro otros.

  1. Bloquea los servicios

Debes acudir de antemano a las empresas de agua, gas y electricidad para que cierren los accesos a cada uno de esos servicios desde la matriz. Si rompes todas las cañerías de la vieja construcción sin bloquear el paso de agua tendrás un enorme problema que resolver.

  1. Prepárate para las contingencias

El proceso tomará más de lo que esperas. Siempre asume que todo podría demorar más de lo que habías pensado al principio, y prepara un presupuesto considerable para las contingencias. Puede que el traslado de escombros sea más costoso de lo esperado, que haya sorpresas en la calidad de la construcción o que falle algo en el último momento. Escucha a los expertos, ya que hablan desde la voz de la experiencia y saben lo que están haciendo. Este no es un momento para ser terco y hacer las cosas a tu manera.

Donovan TurnerDonovan Turner Ejerce la arquitectura hace 10 años en empresas privadas, logrando en estas la inserción de novedosos productos en el mercado de arquitectos, constructoras e inmobiliarias. Destaca por su rigurosidad, capacidad de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, de terreno, coordinación general, supervisión, administración y dirección de obras de arquitectura.
Sponsored Links

5 Respuestas en “9 Consejos para realizar una demolición menor”

  1. Coleman Dice:

    Lo mejor antes de hacer una demolición de una casa es siempre, siempre, tratar primero de desmontar todo lo que sea posible a mano y después simplemente contratar una retroexcavadora que haga el resto del trabajo. Así se ahorra tiempo y dinero.

  2. Ant Dice:

    ¿Me pueden recomendar una empresa de demolición en República Dominicana?

  3. Danitza Jara Dice:

    Tengo una duda, ¿cuanto debería costar demoler una casa vieja de tres habitaciones? Recibí una herencia y la casa está en muy malas condiciones, es mejor botarla y usar el terreno. He hecho tres cotizaciones y las tres tienen precios absolutamente dispares, no tienen relación entre sí. Por supuesto me quiero ahorrar dinero, pero tampoco quiero un trabajo mal hecho. Gracias.

  4. >>Oscura Dice:

    ¿Cómo se puede hacer una demolición de una casa de dos pisos hecha de adobe? ¿Se tiene que proceder de algún modo especial?

  5. BB8 Dice:

    ¿Dónde se debe solicitar el permiso de demolición? Al parecer no lo dan en la municipalidad, sino en el conservador de Bienes Raíces.